Día 371 – Cerrando el círculo

Este chiringuito de historias e imágenes que abrió hace ya más de un año está a punto de echar el cierre por muy raro que suene en plena temporada veraniega. Pero el título de esta penúltima tapita en forma de post que ofrecemos es la señal inequívoca de que hemos vuelto –casi– a donde empezamos.

Así, con un punto de añoranza, aterrizamos en Londres. El Heathrow Express nos llevó en lo que pareció un suspiro a la estación de Paddington. Desde allí, recordábamos bien el camino hasta la casa de nuestros amigos Matt y Donnie. Alguna nube corría por las pequeñas porciones de cielo que podíamos ver entre los edificios, un aire fresco lo inundaba todo y, a pie de calle, las aceras impolutas, los jardines repletos de flores y el silencio se nos presentaban como la más absoluta antítesis de la India, el que había sido nuestro último destino.

Donnie, Gaby y Matt

Había pasado algo más de un año pero nada parecía haber cambiado. Matt y Donnie no nos pudieron recibir mejor: jamón de jabugo, queso manchego y vino tinto ¡¿Pero dónde estamos?! El año se nos había pasado volando a todos, parecía que hubiese sido la semana pasada cuando nos despedíamos de ellos al empezar el viaje. Enseguida comenzamos a hablar, a contestar preguntas, contar anécdotas… Empezábamos, por primera vez, a hablar del viaje en pasado. Pero bueno, dejémoslo, ya habrá tiempo de ponerse nostálgico más adelante. De hecho, aún teníamos unos días por delante antes de regresar a casa.

Disfrutamos de la fabulosa compañía de Matt y Donnie que nos llevaron a conocer su casa de campo, donde pasamos el tiempo entre ferias de motores de vapor, partidos de Wimbledon, cartas y, como no, buena comida y vino. Desde luego, hay cosas que sí habíamos echado de menos.

Aprovechamos, también, para visitar a Óscar y Marta, a quienes conocimos -y reencontramos varias veces- en Sudamérica. Se habían establecido en Bedford, al norte de Londres, un pueblo rodeado de ríos y parques de lo más agradable. El recibimiento, con tortilla española, pollo al vino y unos más que justificados gintonics, no pudo ser mejor.

Con Marta y Óscar en Bedford

Sin quererlo, entre reencuentros y comidas, paseos y alguna que otra compra se nos agotaron los días en Londres. El viaje se acababa y el chiringuito debía cerrar. Pero bajar la persiana por última vez iba a ser duro… Tanto que quizás demos un último coletazo y abramos unos días más… Así que, si gustan, ya saben por dónde pasar a tomar el aperitivo.

Thanks to Matt and Donnie who still top #1 in the ranking of best hosts ever. Barcelona is waiting for you!

Gracias a Marta y Óscar por el gran día que pasamos en Bedford y por las conversaciones sobre fotografía. ¡Suerte en vuestros proyectos! Os esperamos por aquí…

9 Respuestas a “Día 371 – Cerrando el círculo

  1. Nooooo! No pareis nunca! :-/ si vosotros dejais de viajar, yo tampoco viajo… Desde mi casa, mi trabajo, incluso desde mis propias vacaciones!
    En cualquier caso, buen regreso a casa! Beso!

  2. Seguro que encontramos motivos para que el chiringuito siga un tiempo más. Tal vez entre todos los fans, aportamos ideas para darle continuidad. Tal vez cuando recorramos alguno de vuestros lugares, luego pedimos vuestro permiso para colgar y comparar fotos, sensaciones, primeras impresiones…;También pueden dejarlo todo el verano, porque uds. dieron ideas e inspiraron a muchos que prontito nos tomaremos unas vacaciones y tal vez vayamos a comprobar cosas que leímos, por ej, en algún bar de Río. Espero que den más ideas para que este punto de encuentro continue….¡¡¡ no cierren¡¡¡¡
    Besos
    MM

  3. Mi parte egoísta…feliz de teneros de vuelta!!!!!! No os preocupéis, quedan muchos caminos por recorrer…física, mental y emocionalmente. No perdáis el espíritu!

  4. Qué gran blog y qué buenas fotografías, aunque ya os lo he dicho en persona :)
    No os perdonaré que hayáis instalado en mi cabeza la idea de hacer algún día algo similar… con lo tranquila que estaba yo en mi mundo…
    Queremos continuidad del blog, of course!!!

  5. ¡Cuántas sensaciones y sentimientos contradictorios! Por un lado me alegro de teneros otra vez aquí, pero por otro también tengo esa sensación de añoranza y del final de una etapa (y eso que yo no me he movido de casa).

    Un beso y como ya han apuntado por aquí espero que este punto de encuentro no termine.

    Laia

  6. Lo que yo tengo claro es que los viajes, de una forma u otra, no van a parar. Esto solo es un pit stop! Cambiamos ruedas y seguimos.

  7. Óscar, a ver si es verdad!!!

    Vicky, ya vemos en qué acaba este blog… gracias!

    Muchas gracias Rosa! cualquier idea es bienvenida… No está mal eso de que otros viajeros participen ¿Te apuntas? jajaja! Disfruta por Brasil.

    Gracias Marcial Sr. y Vero!

    Bea, quizás algún día me lo agradezcas…

    Laia… un poquito si que te moviste… “que si que si, que no que no” y por tierras viets también!!!

    Ah sí, Carlos? Seguimos?

    Un abrazo a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s